viernes, 19 de julio de 2013

El cine que hace falta; El mundo tras Julius

El mundo tras Julius es un documental filmado por Enrique Rodríguez y Pablo José Colado en 2013, ambos estudiantes de Comunicación Audiovisual. El documental, que cualquiera puede visionar en internet de manera gratuita (ver documental), se centra en la figura de Julius, un vagabundo alemán que apareció un buen día en la ciudad de A Coruña, para más tarde viajar a Lugo y terminar con su ingreso en un psiquiátrico, en donde murió al poco de ingresar, a los 31 años de edad.

el mundo tras julius


El proyecto se realizó con fines académicos, no lucrativos. Es entonces cuando podemos hablar de un cine realmente independiente, no sujeto a ningún tipo de condicionante y libre de las influencias del campo económico y político. A través de la figura de Julius se nos muestra la interacción que la sociedad practica con los individuos sin techo, los mendigos y otros integrantes de las capas más inferiores de nuestro sistema. Una sociedad que toma al protagonista de este documental por una atracción de feria, fotografiándole e incluso buscando fotografías a su lado, un pasatiempo nuevo en la ciudad, algo de lo que hablar. Es un documental crítico para con la sociedad en la que vivimos, cercano y directo, sin artificios innecesarios.

Imágen de el mundo tras julius

Los diversos medios de comunicación que han hablado sobre este documental se han centrado en la figura de Julius, y en el dilema al que se llegó por parte de las autoridades sobre si internarlo o no en el centro. Sin embargo quizá sea más importante el comportamiento social derivado de la presencia de este individuo, tal y como se puede ver en el documental, muy significativo en cuanto a que muestra la sociedad tal y como es, banalizada en demasía.

Cuando uno visualiza un filme de tipo independiente no puede evitar reflexionar sobre la situación actual del cine. Como apunta uno de los creadores de este documental, no se entiende como, teniendo acceso a través de internet a casi todas las películas producidas desde comienzos del siglo XX, la sociedad se traga lo que Hollywood le pone delante, sin cuestionárselo. Realmente si es comprensible, una vez se estudian las técnicas de marketing y comercialización de los productos culturales a nivel mundial. Funciona de la misma manera que el McDonalds, teniendo comida sabrosa y natural, ¿porqué la sociedad se mete eso en el cuerpo?, por lo mismo que Harry Potter o Los Vengadores recaudan millones y millones de dólares.

El cine independiente es cada día más necesario, otro elemento más en pro del cosmopolitismo frente a la barbarie globalizadora. La sociedad necesita ser más cosmopolita y menos global, más libre. Y en este contexto, documentales como El mundo tras Julius nos invitan a ver la realidad cara a cara.


0 comments:

Publicar un comentario