lunes, 15 de julio de 2013

La vuelta de tuerca

Cuando pienso en una "vuelta de tuerca" o "twist ending", ya sea en cine o literatura, no puedo evitar recordar algunos de los relatos de Borges. Si bien no se puede decir que el escritor argentino emplee dichos recursos en sus relatos, sí me recuerdan a esas vueltas de tuerca por la sensación que causan en el lector, que inocentemente confía en lo que se narra hasta que un suceso o dato al final de la historia la golpea, transmutando todo sentido de la misma.

El gabinete del doctor Caligari (Robert Wiene, 1920)
Escena de la película el gabinete del doctor Caligari

De Wiene, pero casi dirigida por Fritz Lang, quien tuvo en sus manos el guión pero lo rechazó por tener que preparar otra película. He aquí una obra maestra del expresionismo alemán de los años 20, cine con cuatro letras; C-I-N-E. El gabinete del doctor Caligari, es una de las primeras películas de terror del siglo XX. La historia es relatada por un hombre a otro, ambos sentados en el banco de un jardín al inicio de la película. Francis relata a través de un flashback, al hombre sentado a su lado, la llegada a la ciudad del Doctor Caligari y el sonámbulo que está bajo su control (Cesare), así como los crímenes cometidos por ambos y cómo intenta detenerlos cuando el sonámbulo secuestra a Jane, su prometida. Finalmente Francis persigue a Caligari hasta un psiquiátrico. Es en este instante cuando la trama gira (pulsar botón "Mostrar"), junto con el narrador, que hasta este momento era Francis y se ve substituido por un narrador extradiegético.  


Algunos acontecimientos confusos se producen una vez ambos personajes entran en el psiquiátrico. Estos sucesos, si bien en un principio descolocan al espectador, poco a poco van cerrando la historia, en donde vemos como Francis es capturado por los médicos y encerrado en una habitación del complejo. Todo el relato había sido una ficción diseñada por él mismo, un paciente del psiquiátrico dirigido por el Doctor Caligari, y contada a otro paciente, ambos sentados en un banco del jardín del psiquiátrico. Francis había construido su historia para dar explicación a su situación actual, según él, encerrado erróneamente (así como su amada Jane) en un psiquiátrico por un falso doctor.






0 comments:

Publicar un comentario