miércoles, 28 de mayo de 2014

Alain Badiou y Elogio del Amor. Parte I.

Alain Badiou, filósofo francésCon una serie de entradas dedicadas al filósofo francés pretendemos llegar a su libro Elogio del Amor. No obstante creemos necesario dotar primero de un marco sobre el cual asentar una reflexión sobre ese libro. De las obras más influyentes de Badiou mucho se ha dicho, y muchas enemistades se ha granjeado. Las obras Théorie du sujet (1982) y L'Être et l'Événement (1988) suponen su gran distanciamiento con respecto al pensamiento filosófico de aquella época, encabezado fundamentalmente por Foucault, Butler y Deleuze, entre otros. En 1967 se une al grupo de Althusser, en dónde se influencia por su pensamiento y por Lacan. El primero estaba considerado como uno de los más importantes estructuralistas marxistas, opuesto al existencialismo de Sartre, y el segundo estudió y amplió el psicoanálisis de Freud, llegando a conclusiones en las que éste no había reflexionado, aplicando el método científico del lenguaje al inconsciente (y por ello está considerado como un pensador estructuralista). 

Badiou crítica el abandono de la filosofía del siglo XX en cuanto a la pregunta sobre la verdad, relegada a un segundo plano por la más relevante, para aquel momento, pregunta sobre el significado de las cosas. En este sentido la filosofía del XX habría quedado relegada al ámbito de la ontología, que confunde el ser con el ente, y la lingüística. 

Only a negative theology (apophatic) is able to encompass by indirection the mystery of Being (Esse). But official monotheism never had much love for negative theology. In so far as Being [Etre] brings each existent [etant] into being, it must itself be beyond all existence [Etant]. It is impossible to express this mystery of Being which brings each being into being, that is, this mystery of the One which brings each being into being as an existent [etant]. Its unity (unitude) is 1 x 1 x 1 x 1, etc., while the multiple unity of  beings [etants] is represented by 1+1+1+1, etc. To confuse Being with a being is the metaphysical catastrophe. It is the "death of Being" to confuse the unity of Being (Esse) with a pseudo- unity of beings (ens) which is essentially multiple. (Corbin 1978) 


La filosofía ha de colocarse, según Badiou, fuera de la representación (lenguaje). El lenguaje sería intrínsecamente inconsistente, por tanto la filosofía debe transformarse y plantear una nueva ontología. Y aquí nace el problema que trataba de ilustrar Corbin en su carta a David Miller, la diferenciación entre ser y ente, un ser que no debe confundirse con el lenguaje. Siguiendo la línea de la filosofía analítica, sostiene que la revolución iniciada por Frege y Cantor puede suponer una nueva perspectiva para el pensamiento occidental. Un pensamiento occidental que ha de cambiar el objetivo de su atención y regresar a la búsqueda de la verdad, la cual se manifestaría, según Badiou, en un evento material que rompe con el status quo imperante e inquebrantable hasta ese momento, y cuya realización exige de la presencia de un sujeto. Alain Badiou continúa hoy en día con su labor activa tanto en el mundo de la filosofía como en el de la política, campo en el que siempre ha estado fuertemente involucrado. 

La filosofía de Badiou se inscribe en el marco que habían preparado los filósofos analistas por un lado, la hermenéutica de Heidegger y Gadamer y la llegada del postmodernismo. Podríamos diferenciar principalmente dos etapas en el trabajo de Alan Badiou; una primera cimentada en el materialismo lógico, en donde resulta influido por Althusser y Lacan, y la segunda etapa en la que aboga por las matemáticas a través de una ontología materialista. 


0 comments:

Publicar un comentario