martes, 20 de mayo de 2014

El cine y el medio ambiente

Como ahora mismo está teniendo lugar la 7ª edición del Ecozine Film Festival 2014 en Zaragoza y hemos visto algunos cortometrajes, en Críticaindependiente nos hemos tomado un tiempo para reflexionar sobre las películas que tratan temas como el medio ambiente o la sostenibilidad. Quizá se nos ocurra pensar que este tipo de películas son relativamente recientes, ya que hace un par de décadas no se hablaba sobre cambio climático (y todavía hoy hay quien continúa pensando que es una invención de los "verdes") o sobre el calentamiento global. Sin embargo el cine ya se preocupaba de estos temas desde casi el principio de su historia. Tanto documentales como películas de ficción, se han filmado muchas obras que intentan concienciarnos de los problemas ambientales que todavía se encuentran sin solución. 

Hemos intentado seleccionar películas de calidad no sólo que informen al espectador sino que inviten a la reflexión y, lo que es más importante, a la autocrítica. 

¿Por qué es tan importante la autocrítica?. En muchas ocasiones se nos invita a pensar que los grandes males que sufre el medio ambiente son responsabilidad de las grandes multinacionales y corporaciones; aquellas que talan la cuenca del Amazonas, las petroleras, industrias químicas, etc. Por consiguiente la conclusión es que son ellos los responsables y el pequeño individuo ni tiene ni puede hacer nada al respecto. Bien, el petróleo es para nuestros coches, el gas para nuestra calefacción, los árboles para nuestros libros y muebles, el coltán para nuestras tablets. Cada uno de nosotros somos responsables, por ello es importante la existencia de películas sinceras.

La Belle Verte (1996)
Portada de la película La Belle Verte
Es una película francesa dirigida por Coline Serreau que puede llamar mucho la atención... ¿por qué?. Si tenemos en cuenta que narra como una colonia de extraterrestres que viven en un planeta muy similar a la tierra, eligen a uno de sus miembros para hacer una visita a París, si, resulta cuanto menos curiosa. Mila, la elegida para el viaje, se encuentra con unos humanos cuyas costumbres le resultan un tanto extrañas. No comprende que una persona reciba comida u objetos a cambio de papeles, o que la gente se mueva en máquinas contaminantes en lugar de utilizar sus propias piernas, etc. Todos los elementos de nuestras vidas cotidianas son objeto de un humor riguroso que no deja títere con cabeza, ensañándose con nuestro, hoy por hoy, modo de vivir. La película consigue que fácilmente comprendamos lo ridículo de nuestros más nocivos hábitos.

Portada de la película KoyaanisqatsiKoyaanisqatsi (1983)

Si hablamos sobre la importancia de la reflexión, es difícil no pensar en esta película. Carece de diálogos, no cuenta ninguna historia y, por eso mismo, nos lo cuenta todo. Dirigida por Godfrey Reggio y enmarcada en la llamada trilogía "Qatsi", nos regala 87 minutos de imágenes de paisajes, ciudades y del hombre. No se puede decir que tenga una intención específica, simplemente nos hace pensar y experimentar. Por si esto fuese poco, es una obra de arte visual y de vanguardia, !lo cual no suele ser muy común!.


Dersu Uzala (1975)
Portada de la película Dersu Uzala
Normalmente el nombre de un director no garantiza la calidad de una película, no obstante esto podría revisarse en el caso de Akira Kurosawa. Dersu Uzala está basada en el diario del explorador ruso Vladimir Arseniev, quien fue guiado a través de Siberia por un aborigen. La expedición nos muestra el mundo desde dos miradas que muestran el precio del progreso y la humanidad, la repercusión del medio de vida que hemos desarrollado y también la amistad entre dos personas de mundos diferentes. La belleza de los escenarios nos golpea sin piedad, colocándonos en una posición apropiada para la reflexión. Un regalo de valor incalculable para el mundo de la llamada "eco-crítica", de la mano de, probablemente, el director de cine más brillante de todos los tiempos.


Portada de la película Baraka
Baraka (1992)
Está tan conectada a Koyaanisqatsi que su director, Ron Fricke, trabajó con Reggio en la serie Qatsi. De una manera similar (sin narración de ningún tipo) nos muestra la actividad del hombre, eventos naturales y, en general, la vida.



Por último, quisiéramos mencionnar La historia de las cosas (2007). Es un vídeo divulgativo (no es cine, pero es muy bueno) de 20 minutos explica el ciclo de vida de los bienes de consumo que adquirimos normalmente. El ciclo se compone de cinco pasos: extracción, fabricación, distribución, consumo y residuos. El documental hace hincapié en nuestro papel dentro de este proceso y la insostenibilidad de cada una de sus fases.



Muchos países del mundo trabajan para disminuir las emisiones de CO2, aumentar el porcentaje de energías renovables,  firman protocolos internacionales y envían barcos a controlar el casquete polar. No obstante ningún problema se resolverá hasta que no nos hagamos responsables de nuestra parte.

1 comentario: