miércoles, 6 de agosto de 2014

Sobre la literatura perecedera y su comercialización

El mundo editorial y, por consiguiente, el de la literatura, ha cambiado mucho en los últimos años. Gran parte de este cambio ha sido debido a la emergencia de otras plataformas, como el mundo de los videojuegos. Ahora una novela puede ir rodeada de todo un elenco de productos cuyo objetivo principal es obtener un beneficio económico.

Es indudable que el mundo editorial no vive gratis, y esto ha sido así desde siempre. Sin embargo, observando el comportamiento de las estrategias de comercialización pueden formularse preguntas cuya respuesta puede ayudar mucho a la sociedad. ¿Ayudar a qué?, por supuesto, a ser más libres.

Incuestionable es el papel que juega el marketing, junto con la adaptación a otros medios, en cuanto a lo que tiene que ver con la difusión de la literatura. En este sentido, ¿leemos lo que queremos porque nos gusta? o ¿nos dicen lo que tenemos que leer y lo que nos tiene que gustar?. Un caso muy representativo de marketing editorial es el de la saga "Canción de Hielo y Fuego". Sin duda, una saga popular entre un público determinado, que vió aumentado exponencialmente su índice de ventas hace pocos años, tras una campaña muy potente que pretendía promocionar los productos existentes y los que vendrían más adelante. Las novelas de esta colección pasaron de ser conocidas del boca a boca, a estar situadas y agolpadas por docenas en las partes más visibles de todas las librerías del mundo.

El que conoce un poco el mundo editorial y de las librerías, sabe como funciona todo lo relacionado con los espacios de publicidad de libros dentro de estos establecimientos. Es como pelearse por estar en la primera página de Google.

ejemplo best sellers libreria

Si quieres vender un libro, has de hacer que la gente lo conozca, y ahí entra el márketing. En el caso de Canción de Hielo y Fuego, más conocida por su "marketing name" Juego de Tronos (nombre del primer libro), las campañas de márketing han contado con los mejores medios económicos y de comunicación. Ahora bien, y sin entrar en el tema de la calidad de esta saga, número de ventas no implica necesariamente calidad literaria, sólo comercialización para el público de masas. 

Lo mismo se hizo con Harry Potter, una saga agonizando lentamente y sufriendo inútiles técnicas de reanimación al más puro estilo necromántico. No pasarán muchos años para que se olvide completamente, sus novelas, sus videojuegos, muñecos, llaveros y camisetas. Y es que el marketing tiene sus pros y sus contras: cuanto más dinero invirtamos en las campañas de publicidad, adaptación a otros medios (videojuegos, comics, series, etc), y producción de merchandising y productos varios, más beneficio obtendremos a corto plazo. Pero, normalmente, estos bienes son perecederos.

¿Cánto tiempo tardará en morir Canción de Hielo y Fuego?. Quizá este producto sea uno de los pocos que pervivan, quizá porque, en su momento, fue una literatura sincera e innovadora a su manera. Un escritor ha de renovarse de alguna manera, y no caer en la jaula que puede constituir el uso exclusivo de una característica que la ha proporcionado un determinado éxito. Reconozco que disfruté cuando leí los primeros libros, pero también he de decir que son pocas las reflexiones que se pueden sacar de su lectura. Entretenida, si, pero carente de juego. Y ¿qué es la literatura sin juego?. Preguntémosle a Heidegger.

Sin ánimo de establecer comparaciones, que se podría hacer, El Señor de los Anillos supone el ejemplo contrario a este tipo de productos. Las novelas fueron publicitadas en el momento de su publicación, al nivel que permitía el mundo editorial de aquel momento. Ya en el siglo XXI, se produjo toda la serie de remediaciones y adaptaciones tras la filmación de las películas de esta saga de Tolkien. ¿Que ocurrió?, que todos estos productos murieron pocos años después, pero las novelas no. Y todavía se hablará de ellas dentro de muchos años, posiblemente durante gran parte de la historia de la humanidad. No es sólo una literatura sincera (y por sincera quiero decir una literatura libre del domino de los campos económico y político), sino que también fomenta la reflexión sobre diversos temas y supone un hito en la creación literaria del hombre.

bolsón cerrado


El mundo que hemos creado es el del "ahora", el "ya", el obtener un bien, consumirlo, tirarlo y buscar otro. Todo lo que creemos bajo estas premisas, está destinado a perecer en un cubo de basura. Uno de los muchos problemas de esta premisa es: que nos basta con ello. 

0 comments:

Publicar un comentario