martes, 9 de diciembre de 2014

El otro mensaje de Dersu Uzala

                                                                  
1902. El explorador militar Vladimir Arsenyev inicia una expedición a través de la zona de Ussuri, en el extremo Este de Siberia con el objetivo de delimitar las fronteras de una zona que había sido adquirida por los rusos años atrás, pero que permanecía inexplorada y salvaje. Durante cinco años Arsenyev y su grupo es guiado a través de la estepa por un indígena de la tribu Goldi, Dersu Uzala. Los Goldi, como otras tribus Nanai, practican el chamanismo. Veneran animales como el oso o el tigre, y otorgan vida propia al sol, la luna, las montañas, los bosques o los ríos.


                                                                         
dersu uzala


En 1923 se publica el libro de Arsenyev cuyo título corresponde al nombre de su guía. Décadas más tarde se filmarían dos películas, una en 1961 y otra en 1975, ésta última de la mano del director japonés Akira Kurosawa. Tanto la obra literaria como sus adaptaciones al cine hablan sobre la amistad de Dersu y Arsenyev, dos hombres pertenecientes a mundos muy distintos, y sobre la extinción de un modo de vida que ya no es posible a causa del progreso y la tecnología. No obstante, la película de Kurosawa de 1975 contiene algo más, que no pudo ser expresado claramente a causa de la censura que Japón experimentaba en la época de producción de la obra. Es una cuestión de memoria.

Mapa de la región de Usuri, en Manchuria
Mapa de la región de Ussuri

La región que había explorado Arsenyev con la ayuda de Dersu constituía una frontera entre diversos imperios, una frontera salvaje e inexplorada en gran parte. En ella convivían diversas tribus de origen chino, manchurio, mongol y koreano. De carácter nómada, se dedicaban principalmente a la caza y la pesca y, al mismo tiempo, realizaban intercambios culturales y de bienes materiales entre sí. La actividad cartográfica y la extracción de los recursos motivaron la instauración del "progreso" en esa zona, que había sido disputada en distintas épocas dada su riqueza en reservas minerales y de carbón. Dichas actividades no fueron sólo realizadas por rusos, sino también por japoneses, para los cuales el control de la zona resultó de vital importancia a la hora de tomar posiciones durante la Segunda Guerra Mundial en 1941.

En 1930 Japón conquistó parte de esta región, estableciendo el estado Manchukuo durante 15 años. Por un lado, alguna de estas tribus fue empleada como nexo de unión político entre la nueva región conquistada y Japón. Otras, como los Nanai, fueron considerados una raza inferior por la cultura nipona, siendo recluidos en campos de concentración y exterminados.

Dersu Uzala y Arsenyev en su viaje de exploración

Kurosawa dota de voz a estas tribus en su película, silenciadas en el pasado, e insta a los japoneses a no olvidar. Nos hace recordar lo que el ser humano es capaz de hacer en su ignorancia. A través de pequeños detalles se ilumina un medio de vida respetuoso con la naturaleza y con el resto de seres humanos, y otro que saquea y mata. Y esto lo consigue sin ninguna referencia directa a Japón. Por supuesto, para conocer estos detalles...¡lo mejor es ver la película!.

Hoy en día hablamos sobre el respeto a las culturas minoritarias, y existen numerosas películas y novelas que tratan este tema. No obstante, seguimos imponiendo nuestras ideas y nuestra forma de vivir repartiendo generosas dosis de "civilización". Observamos al "Otro" desde nuestra casa, olvidando que para comprender y compartir es necesario abrir la puerta y dejar ciertas cosas atrás. Existen muchos otros medios de vida tan o más válidos que el nuestro (Occidente). Quizá pensaran los japoneses que los Nanai estaban subdesarrollados ya que dotaban de alma a diferentes entes naturales y adoraban al sol y la luna como si fueran "los hombres más importantes" o porque no poseían tecnología. Quizá estaban en lo cierto los chamanes, afirmando que lo más importante para el ser humano es el entorno que nos da la vida y que... es mejor dejar que el bosque esté en silencio.

-------------------

Agradecimientos:  a Eco-Huella.com por haber incluido la referencia de este artículo dentro de su sección de fechas relacionadas con el medio ambiente por considerar que este artículo tiene relación con el día 21 de mayo: Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo.

Seguir leyendo