miércoles, 21 de enero de 2015

"La imagen perdida", de Rithy Panh

El mundo del cine es tan inconmensurable, que uno nunca sabe cuando llega el momento de un nuevo descubrimiento. Viene sin avisar, como cuando a finales de enero nos encontramos una tableta de turrón perdido en un cajón. Ya lo cantaba Serrat cuando decía "son aquellas pequeñas cosas". Ayer, día 20 de Enero de 2015 en un evento en Madrid, se otorgó el premio Días de Cine al Mejor documental a la película La imagen perdida, del director camboyano Rithy Panh.

El director quiso relatar los bárbaros echos acontecidos durante el régimen de Pol Pot en Camboya, en donde una parte sustancial de la población fue exterminada durante la recolocación de millones de personas de la ciudad al campo, en donde se vieron forzadas a trabajar. Los Jemeres Rojos, partido maoísta y bajo el poder de la llamada Kampuchea Democrática (1975-1979) exterminaron a millones de personas pertenecientes a la etnia jemer (auto-genocidio). Lamentablemente, aunque no sea de extrañar, Rithy Panh, que sobrevivió a dicho exterminio (aunque no sus familiares), no encontró imágenes que le ayudasen a filmar su proyecto.

"La imagen perdida", de Rithy Panh


¿Cuántas veces en la historia de la humanidad  no se han perdido las imágenes de la vida y de la muerte? Rithy Panh, buscando su Abu Ghraib particular, se encontró con el vacío. Así fue que decidió recrear esas imágenes perdidas, las cuales le dan título a la película, en la forma de muñecos de barro para representar los hechos sobre los que no quedan huella.

la imagen perdida Rithy Panh

Así, La imagen perdida está compuesta de las pocas imágenes y documentales que Rithy Panh pudo encontrar, rellenando esos huecos olvidados con barro de una manera que no pasa desapercibida para el espectador. Las imágenes recreadas con barro son estáticas, por lo que supone una forma de cine poco convencional que hará caer la baba a los más académicos. Forma y contenido confluyen de una manera extraordinaria en este película de obligada visualización para los amantes del cine documental, que no sólo nos informa sino que juega con la forma de las cosas, da un paso adelante y fustiga nuestras mentes con la exposición de bellos fotogramas de arcilla.

“Durante muchos años he buscado una imagen perdida: una fotografía tomada entre 1975 y 1979 por los Jemeres Rojos cuando gobernaban en Camboya. Por supuesto que una imagen por sí sola no puede ser la prueba de un genocidio, pero nos hace pensar, nos fuerza a meditar, a registrar la Historia. La he buscado en vano en archivos, en viejos papeles, en las aldeas de Camboya. Hoy lo sé: esta imagen debe estar perdida. Así que la he creado. Lo que les ofrezco no es la búsqueda de una imagen única si no la imagen de una búsqueda; la búsqueda que permite el cine. 
Algunas imágenes están perdidas para siempre y son reemplazadas por otras. En este proceso hay vida, lucha, dificultad y belleza, la tristeza de los rostros perdidos, la comprensión de lo que pasó: algunas veces nobleza e incluso coraje pero nunca olvido”

Rithy Panh



la imagen perdida Rithy Panh

0 comments:

Publicar un comentario