viernes, 8 de enero de 2016

A Esmorga, de Vidal: entrevista al director

Hace ya un tiempo, tuve la ocasión de hacer una entrevista a Ignacio Vilar, director de A Esmorga. Si bien dicha entrevista tenía como objetivo ser publicada en Noot Magazine, y ahí se puede encontrar, la publico también en mi blog. Ante todo dar las gracias al propio Ignacio Vilar y a Via Láctea Filmes por la oportunidad.

Se trata de la primera película rodada en gallego que consigue una nominación a los Goya, por Mejor Guión Adaptado de Ignacio Vilar y Carlos Asorey y con un éxito en carteleras sin precedentes con tan solo 18 copias, viniendo a reclamar un espacio para el cine gallego en el panorama nacional e internacional. El director, Ignacio Vilar, ha estado siempre comprometido con el cine y la cultura gallega. Funda en 1991 la productora Via Láctea Filmes. Además, con afán de exportar la imagen de Galicia fuera del país, su película Pradolongo (2008) fue estrenada en Braga en el año 2010, siendo la primera película en gallego estrenada en Portugal. Después de filmar Vilamor (2012), se aventura en la difícil empresa de adaptar una novela de la literatura clásica al cine, cuyo flamante éxito estamos experimentando hoy en día. Ignacio Vilar me concede una entrevista en la que nos habla de este fenómeno cinematográfico.


A Esmorga narra la historia de tres personajes, Cibrán, O Bocas y Milhomes, compañeros de borrachera que pasan un día entero de embriaguez en la ciudad de Auria (Ourense), el cual terminará en desastre. Las 24 horas de A Esmorga transcurren durante un día invernal de frío, agua y mucha humedad. Una espiral maldita de la que los personajes no logran escapar y en cuyo centro, al que se dejan caer, se encuentra su perdición.

a esmorga ignacio vilar

Sin más, la entrevista:


A Esmorga ha sido un éxito sin precedentes en la historia del cine gallego, ahora salta a las salas del resto del estado…

Vilar: Posiblemente sea la primera película en la historia del cine español que con tan solo 18 copias logra meter tantos espectadores en las salas, codeándose con las superproducciones norteamericanas y compitiendo con ellas, como Exodus o Los Juegos del Hambre. Una película gallega y rodada en gallego que atrajo a más personas por sesión que estas superproducciones en cines comerciales como pueden ser los Cinesa. Tras doce semanas desde que comenzó la presencia de A Esmorga en el cine, nosotros seguíamos en cartel mientras que esas otras películas ya habían salido. ¡Seguíamos porque la gente pedía A Esmorga!

¿Habrá doblaje o versión subtitulada para los estrenos en el resto de España?

Vilar: En el resto del Estado vamos a estar en dos versiones para acercarnos a dos públicos diferentes. Yo estoy en contra del doblaje, pero por desgracia en España hay que doblar en la mayor parte de salas. Por eso, en Madrid, que es la primera ciudad a la que acudirá A Esmorga, vamos a estar en los Renoir Princesa, que son los mejores cines de versión original que hay en la ciudad, además de en otras salas con la versión doblada. Además el doblaje está hecho por los mismos actores.


a esmorga ignacio vilar

Tenéis vocación internacional, la película se visualizará en Sudamérica también.

Vilar: Sí, vamos a Argentina, a Buenos Aires, que es donde Blanco Amor escribió la novela y pensamos que allí también debería poder verse la película. También en Montevideo, y ahora estamos negociando con Brasil o Portugal. Pero no somos como la gran industria norteamericana, vamos paso a paso, comenzando por Galicia y ahora yendo a Madrid, Cataluña y País Vasco.

¿Cómo ha salido la gente de las salas de cine?

Vilar: La gente ha salido del cine emocionada y tocada, porque es una película dura. Pero una reacción que no me esperaba y que nos encontramos ya el primer día, fue el sentimiento de orgullo de los espectadores cuando salían de la sala de cine, gente de todas las edades. Orgullo porque están viendo como nuestro cine está compitiendo en la gran pantalla con cualquier cinematografía del mundo por primera vez en los 25 años de historia del cine gallego. Además este sentimiento viene de dos tipos de público, aquel de los cines más comerciales y ese otro público más exigente o académico. El público ha visto como las imágenes de la película coinciden con las imágenes que tenían en su cabeza al leer la novela.


¿Cómo definirías A Esmorga?

VilarA Esmorga es una película que llega al espectador, que le hace sentir frío y humedad. Si llegas a sentir eso es que estás completamente metido en la historia, y esto lo logra esta atmósfera que hemos creado con tanto trabajo. El público se va a encontrar con una historia nuestra, de la tierra, agarrada a nosotros… y que se ha hecho universal. A Esmorga narra la historia de tres personajes que, por desgracia, siguen encontrándose en esta sociedad, sobretodo en estos últimos años. Desde que nacen ya tienen cerradas las puertas para desarrollar su vida de una forma favorable, la sociedad y el sistema se las han cerrado. De estos tres personajes, O Bocas, Milhomes y Cibrán, es éste último el que narra la historia y es el único que tiene posibilidades de salir de ese camino maldito que siguen los tres. Tiene un hogar y un hijo, sin embargo cada vez se aleja más de ese lugar. La película trata sobre ese viaje de tres personajes perdidos.


Adaptar una novela conlleva un riesgo importante, sobre todo porque los espectadores van a exigir mucho, más aún en esta novela de Blanco Amor, un clásico de la literatura ¿cómo lo afrontaste?

Vilar: Con mucho respeto sobretodo. Sabíamos que era algo complicado y por ello hubo un gran compromiso del equipo técnico y de los actores. Estuvimos encerrados en una casa durante quince días, doce horas al día, con el guión y la novela en la mesa para hacer algo más que interpretar, sino para que los actores se convirtieran en los personajes de la obra literaria.

Fotografía gallega, actores gallegos, prácticamente todo el equipo técnico también de Galicia…

Vilar: Efectivamente, “calidade galega”. En A Esmorga, prácticamente todo el equipo es gallego. Hay una primera adaptación de 1977, La Parranda, de Gonzalo Suárez, que llevaron fuera, a Asturias, y se rodó en castellano. Yo la rodé en Ourense, la localidad original, estando las escenas rodadas en las localizaciones originales que marca la novela de Blanco Amor. Creo que, al contrario que Gonzalo Suárez, he cogido A Esmorga desde dentro, desde ese Ourense frío, lluvioso, húmedo y que cala en los huesos. Rodábamos y los actores permanecían tres o cuatro horas mojados, pocos del equipo quedaron sin coger una gripe, fue muy duro. Pero todos teníamos claro que era fundamental lograr la atmósfera de la novela.

a esmorga pelicula

¿Por qué Karra Elejalde para interpretar a O Bocas? Con la consecuente dificultad del idioma.

Vilar: No solamente había que buscar un actor para el papel de cada personaje, sino tres actores que se fuesen a relacionar entre sí como los tres personajes de la novela. Necesitábamos un trío que cuajase bien entre sí. Hay una película que se llama La madre muerta (1993), de Juanma Bajo Ulloa, en la que es protagonista Karra. El papel que hace ahí tiene mucho que ver con O Bocas, y al ver que no encontraba un actor gallego que funcionara en el papel y en relación a Miguel de Lira (Cibrán) y Antonio Durán “Morris” (Milhomes), pensé en Karra. le llamé y se lo propuse, aunque se mostraba reticente por el idioma. Le invité a que viniese a Galicia y conociese mi pueblo, Petín de Valdeorras, para hablar. Finalmente aceptó. Trabajamos con grandes lingüistas y el resultado ha sido excepcional.

La cámara sigue a los personajes, muy de cerca ¿Cómo habéis conseguido esto?

Vilar: El noventa por cierto de la filmación se realiza con una Steadicam y el otro diez con cámara en mano, no utilizamos trípodes. El operador fue Nacho Ramos, de Pontevedra, magnífico. Hay planos secuencia dificilísimos, con muchas acciones en donde los personajes entran y salen, y para eso necesitas un muy buen operador de Steadicam. Nos decidimos por hacerlo así porque consideramos que a esta obra había que darle un nivel formal vanguardista.

A Esmorga recibió una nominación a los Goya por Mejor Guión Adaptado, aunque finalmente no se lo pudo llevar sino que calló en manos de una película bastante comercial ¿cómo os lo habéis tomado?

VilarAquí el problema radica en que miembros de la Academia del cine vean las películas. Yo formo parte de la Academia, de la que eres miembro cuando estrenas tres películas en las salas o cuando ganas un Goya. De los 1.090 académicos, 750 son de Madrid, 137 de Cataluña y el resto repartidos en la Península. Había más de cien películas y los académicos no pueden verlas todas. ¿Qué ven?, las superproducciones como El Niño o La Isla Mínima, con la fuerza de Telecinco o Antena 3, y la Warner Bros de por medio. Creo que el nivel cinematográfico de muchos académicos no está la altura de las circunstancias. Los académicos no han visto A Esmorga, ni muchas otras películas, ese es el problema.


Seguir leyendo